El nuevo marco de la extinción contractual tras el Real Decreto-Ley 10/2010 I

marzo de 2011

En primer lugar convendría situar la reforma en su contexto; no debe obviarse el contexto del debate sobre flexibilidad y seguridad que sigue dándose en el marco de la unión europea. Y tampoco se debe olvidar el marco fundamental constitucional español en el que nos movemos. Quiero dejar claro que uno de los pilares de las ideas que aquí yo pueda lanzar a propósito de esta reforma y de la orientación judicial que debe darse es, desde luego, el artículo 35 de la Constitución que consagra el derecho al trabajo, que no debe perderse de vista en ningún momento. También quiero dejar claro que reivindico las interpretaciones que el Tribunal Constitucional hizo cuando tuvo ocasión de referirse a este derecho al trabajo constitucionalmente consagrado.

¿Quiere acceder al contenido completo?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema

Comentarios

Por el momento este artículo no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar este artículo?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.