La difícil solución a los problemas derivados del fin de la ultractividad

noviembre de 2013

1. Naturaleza, función y carácter de la ultractividad

La prórroga transitoria del convenio colectivo tras su denuncia –la denominada ultractividad— constituía, a juicio de muchos, uno de los elementos del sistema español de negociación colectiva que con mayor claridad y urgencia necesitaba una revisión a fondo. El origen preconstitucional de esta figura, su carácter continuista respecto del sistema de negociación precedente, y su consiguiente raigambre intervencionista y proteccionista, quizá consigan explicar en buena medida las razones de aquella aspiración y reivindicación transformadora. La que resurge en el nuevo modelo de legislación promocional como una medida para evitar vacíos de regulación en el transcurso del proceso de renovación del convenio, y como nudo de esa “red de seguridad convencional” que además garantiza a la parte social cierto control y poder sobre el desarrollo del propio proceso de negociación, no ha conseguido eludir el riesgo de convertirse en un factor de rigidez que en alguna ocasión ha podido provocar la petrificación de la estructura y, sobre todo, de los contenidos de los convenios. Por si fuera poco, este panorama se ha visto agravado por los efectos de la crisis, los desajustes que esta ha provocado en el contexto y situación de la mayor parte de las empresas en nuestro país, y la necesidad acuciante de adaptación de las condiciones de trabajo impuestas por el convenio colectivo de aplicación a los nuevos tiempos.

¿Quiere acceder al contenido completo?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema

Comentarios

Por el momento este artículo no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar este artículo?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.