La regulación de los despidos colectivos

enero de 2013

1.- Introducción *

No hay que dar muchos datos para constatar la centralidad de la figura del despido colectivo en nuestro Derecho del Trabajo. Figura ésta cuyos antecedentes se remontan a momentos muy primarios de nuestra legislación laboral, en la II República española, se adaptó para aceptar las exigencias de la Directiva de Despidos Colectivos original de 1975 cuando se reguló en el primer Estatuto de los Trabajadores de 1980, y a partir de entonces ha seguido entre nosotros sin grandes cambios en su ordenación, en un artículo 51 ET que es una de las piezas fundamentales de éste. Desde el punto de vista europeo, su regulación supuso una primera manifestación de la armonización de las legislaciones laborales de los Estados miembros, constituyendo hoy en día todavía uno de sus aspectos más relevantes. Forma parte del modelo social europeo la participación de los trabajadores y las administraciones laborales en los procesos de reestructuración empresarial con efectos en el empleo; así como la idea de que un despido que afecta a un número significativo de trabajadores no puede recibir el mismo tratamiento que el resto. Más aún, esta idea se ve reflejada en el reconocimiento de un verdadero derecho de los trabajadores europeos a la participación en los procesos de despido, como se hace en el artículo 17 de la Carta Comunitaria de los Derechos Sociales Fundamentales de los Trabajadores de 1989, cuyo artículo 17 afirma que "la información, consulta y participación de los trabajadores deben desarrollarse según mecanismos adecuados y teniendo en cuenta las prácticas vigentes en los diferentes Estados miembros. (...) Esa información, esa consulta y esa participación deben llevarse a cabo en el momento oportuno, y en particular (...) con motivo de procedimientos de despido colectivo".

¿Quiere acceder al contenido completo?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema

Comentarios

Por el momento este artículo no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar este artículo?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.