Competencia y cálculo de la cuantía de la litis en un proceso sobre prestaciones por gran invalidez

viernes 13 de enero de 2017

Sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 1 de diciembre de 2016, núm. 1030/2016 (Rcud. núm. 1351/2015). JUR/2016/274500. Ponente: Lourdes Arastey Sahún.

Se trata de un trabajador al que se le ha reconocido la incapacidad permanente absoluta, reconociéndole una renta vitalicia mensual del 100% de su base reguladora (718,47 euros); resolución que el trabajador impugna por la vía previa solicitando el reconocimiento de una gran invalidez (en cuyo caso la base reguladora sería de 816,46 euros), la cual le es reconocida parcialmente, en tanto que el INSS le reconoce una pensión de 1.059,96 euros, en vez de otra de 1.429,77 euros, entendiendo que los periodos sin cotización deben computarse conforme a la base reguladora mínima. Por lo que el trabajador demanda al INSS reclamando dicha diferencia, pretensión desestimada en instancia y que recurre en suplicación.

El TSJ de Castilla y León inadmite el recurso por falta de competencia funcional, entendiendo que la cuantía de la litis mínima necesaria para recurrir en suplicación (es decir, 3.000 euros) no se alcanza, ya que toma en consideración la diferencia entre la base reguladora reconocida y la reclamada.

El presente Rcud se pronuncia, así, sobre una única cuestión: la competencia funcional del TSJ ya que, de no tenerla este, tampoco sería competente la Sala del TS para conocer del recurso de casación. De esta manera, lo primero que nos recuerda - y que hace poco se abordó en otro comentario de sentencia - es que la competencia de la Sala es una cuestión procesal previa de obligatorio examen, por lo que no es necesario entrar a valorar si hay o no contradicción con la Sentencia de contraste aportada.

Dicho esto y coincidiendo con el Ministerio Fiscal, el TS considera infringidos los artículos 191.2.g) y 192.3 de la LRJS, donde este último dice que «Cuando la reclamación verse sobre prestaciones económicas periódicas de cualquier naturaleza o diferencias sobre ellas, la cuantía litigiosa a efectos de recurso vendrá determinada por el importe de la prestación básica o de las diferencias reclamadas, ambas en cómputo anual, sin tener en cuenta las actualizaciones o mejoras que pudieran serle aplicables, ni los intereses o recargos por mora (...)». Además, en el presente caso la cuantía de la base reguladora no coincide con la de la prestación, en tanto que en los grandes inválidos la base reguladora se incrementa con los porcentajes del art. 139.4 LRJS.

Por lo tanto, la diferencia entre lo reconocido (1.059,96 euros) y lo reclamado (1.429,77 euros) es del 408,81 euros, lo cual, como hemos visto, hay que multiplicarlo por las 14 pagas anuales, resultado que supera con creces la cuantía mínima necesaria para interponer el recurso. Con ello, el TS estima el recurso, anula la sentencia recurrida y devuelve las actuaciones al TSJ para que entre a conocer sobre el fondo del asunto.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema