Incongruencia omisiva e infracción procesal: requisito procesal previo del complemento de sentencias innecesario en la vía laboral

miércoles 29 de marzo de 2017

STS (Sala de lo Social, Sección 1ª), núm. 134/2017, de 1 de marzo, rcud. 2128/2015 (JUR/2017/60740) Ponente: Jesús Gullón Rodríguez.

El Juzgado de lo Social de Móstoles desestima la demanda por despido planteado por una trabajadora, al entender que se dan las causas económicas alegadas, declarando el mismo procedente. Sin embargo, en la demanda la trabajadora pedía la responsabilidad extendida al grupo de empresas - al entender que lo era este a efectos laborales - cuestión sobre la que la sala no se pronuncia razonando que «alcanzado el convencimiento judicial de que el despido era procedente, no había lugar a llevar a cabo pronunciamiento alguno sobre esa responsabilidad del resto de las empresa».

La trabajadora recurre en suplicación porque entiende que «al no resolver sobre uno de los puntos esenciales del debate jurídico planteado», se incurre en una incongruencia omisiva o ex silientio. Sin embargo, el TSJ desestima el recurso porque dice que, antes de acudir en suplicación, debe cumplir el presupuesto procesal previo de los arts. 215.2 LEC y 267.5 LOPJ y que, una vez se rechace por auto dicha pretensión, entonces podrá interponer recurso de suplicación, pero no antes.

  • Arts. 215.2 LEC y 267.5 LOPJ: «Si se tratase de sentencias o autos que hubieren omitido manifiestamente pronunciamientos relativos a pretensiones oportunamente deducidas y sustanciadas en el proceso, el Tribunal (...) dictará auto por el que resolverá completar la resolución con el pronunciamiento omitido o no haber lugar a completarla».

Aceptada la contradicción con la sentencia aportada, el TS abarca en primer lugar el tema de la incongruencia omisiva, repasando varias sentencias del Tribunal Constitucional y recalcando que, en el presente caso, la omisión de pronunciamiento sobre la existencia del grupo de empresas no es un olvido en sentido estricto, ya que en la propia sentencia «se razona sobre los motivos por los que el Juzgado entiende que no debe resolver sobre ese extremo» por lo que en realidad estamos ante lo que «la STC 147/2016, de 31 de octubre de 2016, califica de omisión razonada o consciente». En cualquier caso, resalta también que haber razonado este extremo no lo libra de haber podido incurrir en una vulneración del art. 24.1 CE del derecho a la tutela judicial efectiva.

Dicho esto, en segundo y último lugar el TS analiza la aplicación de los arts. 215.2 LEC y 267.5 LOPJ al proceso laboral y determina que, si bien la norma es aplicable al procedimiento civil y laboral, el alcance no es el mismo para ambos, ya que en el civil contamos con un recurso de casación por infracción procesal que la LRJS desconoce, por lo que para las infracciones procesales laborales la vía para el recurso de casación será el del 207.c) LRJSQuebrantamiento de las formas esenciales del juicio por infracción de las normas reguladoras de la sentencia o de las que rigen los actos y garantías procesales, siempre que, en este último caso, se haya producido indefensión para la parte»).

Y es que en el proceso civil tenemos el recurso de casación por infracción procesal de los arts. 468 y ss. LEC, «Precepto que la jurisprudencia de la Sala Primera del TS ha vinculado con el sistema de complemento de sentencias a que se refiere el art. 215.2 LEC».

Por su parte, en el orden Contencioso-Administrativo y antes la reforma de la casación que se hizo en 2015, las infracciones procesales habían de resolverse en casación, igual que en el orden social; sin embargo, con la reforma se introduce un regulación distinta de la cuestión procesal y ahora en «el escrito de preparación del recurso deberá "Acreditar, si la infracción imputada lo es de normas o de jurisprudencia relativas a los actos o garantías procesales que produjo indefensión, que se pidió la subsanación de la falta o transgresión en la instancia, de haber existido momento procesal oportuno para ello"». Por lo que la Sala Tercera del TS ha cambiado el criterio para adecuarse a la nueva norma contenida en el art. 89.2.c) LJCA y en un Auto de 1 de marzo de 2017 (rec. 88/2016) establece que «"... cuando el recurrente se queje en casación de la incongruencia omisiva de la sentencia que combate, haciendo pivotar sobre tal silencio jurisdiccional su pretensión ante el Tribunal Supremo, resulta legítimo exigirle que antes acredite, como presupuesto de procedibilidad, haber instado sin éxito el complemento de la sentencia por el cauce previsto en los artículos 267.5 LOPJ y 215.2 LEC"».

Pero esto no ha ocurrido en el procedimiento laboral, donde este requisito procesal no se encuentra contenido expresamente en la LRJS, de manera que exigirlo vulneraría el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva en la modalidad de acceso al recurso. Por todo ello concluye que el complemento de sentencia del art. 215.2 LEC no es exigible como prerrequisito procesal de acceso al recurso. Dicho esto el TS estima el recurso, casa y anula la sentencia de suplicación y devuelve al TSJ las actuaciones para que resuelva sobre la incongruencia omisiva alegada.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema