La coincidencia de señalamientos no asegura la suspensión de un juicio

martes 01 de marzo de 2016

Tribunal Supremo, Sala de lo Social. Sentencia de 9 de diciembre de 2015, recurso número 94/2015.

Hechos. El letrado de la parte demandada presentó escrito ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia, interesando se suspendiera la vista del Conflicto Colectivo señalada para el día 23 de enero de 2015, por coincidirle con otra vista, la señalada mediante Decreto de 29 de julio de 2014, por un Juzgado de lo Social de Madrid en procedimiento de despido; señalamiento que era anterior al efectuado en los autos de Conflicto Colectivo.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia dictó providencia donde indicaba:

"No ha lugar a suspender porque no se acredita debidamente la imposibilidad de que el Letrado solicitante sea sustituido por otro de los que figuran en el poder. Tampoco procede tomar nota del calendario de señalamiento que cita porque la Sala no puede someterse a calendarios particulares de los Letrados.

El letrado recurrió denunciando quebrantamiento de las formas esenciales del juicio y de las que rigen los actos y garantías procesales, causando indefensión a la parte, al infringirse el artículo 83.1 de la LRJS, no habiéndose atendido a la solicitud de suspensión que instó por coincidencia de señalamientos.

El Tribunal Supremo responde razonando que, tal y como, resulta de la regulación normativa, para la suspensión del acto del juicio, es preciso que concurran "motivos justificados" y que se acrediten ante el Secretario Judicial. Un motivo justificado es la coincidencia con otro señalamiento, sin embargo, únicamente se entiende que tal coincidencia justifica la suspensión si no es posible la sustitución dentro de la misma representación o defensa.

En el caso tratado, en el poder presentado por el letrado, figuraban otros dos letrados designados por la empresa, por lo que, en principio, la coincidencia de señalamientos no justifica la suspensión del juicio, ya que podría acudir cualquiera de los otros dos letrados. Para que hubiese sido admitido, como causa justa de suspensión del juicio, y por tanto, que no cabía la sustitución, el letrado tendría que haber acreditado, en el momento de solicitar la suspensión, que dichos letrados no prestaban servicios como letrados para la demandada.

Además, señala que, la acreditación "a posteriori" de tal dato no es procedente, pues no se trata de una circunstancia sobrevenida o imposible de acreditar en el momento de pedir la suspensión.

Y, en base a lo expuesto, declara que, la resolución de no suspensión del acto del juicio es ajustada a derecho.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema