La demanda de revisión no se estableció para corregir sentencias supuestamente injustas sino para rescindir las ganadas injustamente

miércoles 17 de febrero de 2016
Me gusta

Tribunal Supremo, Sala de lo Social. Sentencia de 21 de enero de 2016, recurso número 24/2015.

Hechos. La trabajadora prestaba servicios por cuenta ajena, cuando fue despedida por causas objetivas. Por ello, interpuso demanda impugnando su despido por fraude cometido por la empleadora, pero el Juzgado de lo Social desestimó su demanda y consideró el despido procedente. Tras recurrir la sentencia en suplicación, con fecha 26 de septiembre de 2013, el Tribunal Superior de Justicia, estimó parcialmente su recurso y declaró improcedente el despido.

El 10 de abril de 2015, se interpuso demanda de revisión frente a la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia por maquinación fraudulenta, basada en la existencia de fraude en las maniobras de la empresa empleadora que desembocaron en el despido de la trabajadora, y ello, apoyándose en la sentencia del Tribunal Supremo de 17 de febrero de 2014 que enjuicia un conjunto de extinciones contractuales similares a la suya, cuyo certificado solicitó el 9 de enero de 2015.

En primer lugar, el Tribunal Supremo analiza el plazo de presentación de la demanda de revisión. El artículo 512 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) regula dicho plazo:

  1. "En ningún caso podrá solicitarse la revisión después de transcurridos cinco años desde la fecha de la publicación de la sentencia que se pretende impugnar. Se rechazará toda solicitud de revisión que se presente pasado este plazo."
  2. "Dentro del plazo señalado en el apartado anterior, se podrá solicitar la revisión siempre que no hayan transcurrido tres meses desde el día en que se descubrieren los documentos decisivos, el cohecho, la violencia o el fraude, o en que se hubiere reconocido o declarado la falsedad."

La demanda de revisión se interpuso contra una sentencia dictada y publicada el 26 de septiembre de 2013, solicitándose la certificación de la misma el 9 de enero de 2015. Por lo que, de acuerdo al plazo de caducidad del artículo regulador, no cabe retrasar el día inicial del plazo trimestral al momento en que la parte dispone del certificado de la sentencia en que se basa la demanda.

También cabe resaltar, que si el fraude alegado ya servía de base en la demanda por despido, así como, en el recurso de suplicación, debe entenderse evidente que ha transcurrido el plazo de tres meses de caducidad. Por lo que, de uno u otro modo, no se cumplen los presupuestos procesales para que deba examinarse el fondo de la demanda de revisión.

En segundo lugar, el Tribunal Supremo hace un análisis de la maquinación como causa de revisión, tal y como, se recoge en el artículo 510.4º de la LEC: “Si se hubiere ganado injustamente en virtud de cohecho, violencia o maquinación fraudulenta”.

Fundamentalmente, se trata de conductas dirigidas a provocar indefensión material de la contraparte, actuaciones insidiosas a las conductas enjuiciadas, no de carácter fraudulento de los hechos sobre los que se debate.

Y así, el escrito de revisión no tiene cabida en la causa legal alegada, al no referirse a conductas irregulares en el ámbito del proceso, es más, “se olvida, por tanto, de que el remedio revisorio no se halla establecido para corregir sentencias supuestamente injustas, sino para rescindir las ganadas injustamente”.

Por último, en cuanto a la sentencia del Tribunal Supremo citada como apoyo a la demanda, recuerda que: no existe norma legal de ningún tipo que imponga la prevalencia de una sentencia firme de la Sala Cuarta sobre otra anterior y también firme de cualquier órgano judicial, ni existe razón de clase alguna en la que se pueda fundar tal prevalencia.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema