Las indemnizaciones por despido o cese de altos directivos continúan no exentas del IRPF

jueves 02 de julio de 2015
Me gusta

Efectos en el orden tributario de la sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Social, de 22 de abril de 2014, recurso número 1197/2013.

La Sala de lo Social, en la citada sentencia, señaló que en aquellos casos de desistimiento del empresario, el alto directivo tendrá derecho a las indemnizaciones pactadas en el contrato y a falta de pacto, la indemnización será equivalente a siete días del salario en metálico por año de servicio con el límite de seis mensualidades.

Así, continúa exponiendo que, el legislador impone ese mínimo y, en todo caso, ha de aplicarse cuando no se fije una cuantía superior. Pues de lo contrario, «el legislador incurriría en una palmaria contradicción con lo que él mismo establece en primer lugar y de manera terminante: el alto directivo "tendrá derecho"».

La cuestión que resuelve la Dirección General de Tributos es si la indemnización de siete días de salario por año de servicio hasta un máximo de seis mensualidades, establecida en los casos donde un alto cargo cuyo contrato se extingue por desistimiento del empresario, entra dentro del supuesto establecido en el artículo 7.e) de la Ley 35/2006 (Ley IRPF).

El artículo 7.e) de la Ley IRPF preceptúa la exención de “las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias (...)”.

En los supuestos de despido o cese en el ámbito de la relación laboral especial del personal de alta dirección, la Dirección General de Tributos dispone que las indemnizaciones que se puedan satisfacer por despido o cese están plenamente sometidas al IRPF y a su sistema de retenciones a cuenta, al no existir ningún límite, ni mínimo ni máximo, de carácter obligatorio respecto a las indemnizaciones del personal de alta dirección.

Ante la cuestión, fruto del nuevo pronunciamiento de la Sala de lo Social, responde que “la sentencia no desvirtúa el carácter subsidiario (a falta de pacto) que tiene la indemnización”, y por tanto, “sigue sin tener carácter obligatorio, y desde esta perspectiva cabe entender que sigue manteniendo su vigencia el criterio que al respecto viene manteniendo este Centro”.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema