Libertad sindical. Las restricciones a la utilización del email corporativo para fines sindicales

jueves 09 de julio de 2015

Tribunal Supremo, Sala de lo Social. Sentencia de 24 de marzo de 2015, recurso número 118/2014.

Hechos. La Confederación de Sindicatos de Profesionales Aéreos interpuso demanda de conflicto colectivo ante la Audiencia Nacional contra una empresa del sector con el objeto de que se declarase nula, la conducta empresarial consistente en filtrar, limitando de este modo, el uso del correo electrónico por parte de los sindicatos.

La empresa limitaba o impedía el envío de emails desde los servidores de los sindicatos, de acuerdo a la “Política de Uso de Correo Electrónico Corporativo”, documento elaborado por la empresa para evitar que, el uso indiscriminado del mismo por las diferentes representaciones pudiera llegar a producir una saturación que bloquease el sistema.

El documento interno de la empresa, reconocido por los sindicatos, regulaba un número máximo de destinatarios de mensaje y el envío masivo de mensajes mediante un sistema de filtrado.

Los sindicatos enviaban emails de forma masiva, incumpliendo las normas contenidas en el documento, llegando a recibir usuarios hasta cinco veces un mismo email. Por ello, la empresa bloqueaba los envíos procedentes de las direcciones usadas aún la solicitud de anulación de las restricciones por parte de uno de los sindicatos.

La Audiencia Nacional desestimó la demanda sobre tutela del derecho a la libertad sindical a la luz de los hechos probados y la Confederación de Sindicatos de Profesionales Aéreos recurrió en casación, al entender interpretarse erróneamente las normas reguladoras de la libertad sindical y de la jurisprudencia sobre la materia.

El Tribunal Supremo responde recordando la máxima “el derecho de libertad sindical no es un derecho ilimitado” y manifestando que, “sobre el empresario pesa el deber de mantener al sindicato en el goce pacífico de los instrumentos aptos para su acción sindical siempre que tales medios existan, su utilización no perjudique la finalidad para la que fueron creados por la empresa y se respeten los límites y reglas de uso". En cuanto al empleo de una herramienta de la producción, como la comunicación electrónica, “no puede perjudicar el uso específico empresarial preordenado para el mismo ni pretenderse que deba prevalecer el interés de uso sindical”, si deberá emplearse de forma que se armonice el manejo por el sindicato y la consecución del objetivo empresarial que dio lugar a su puesta en funcionamiento.

Finalmente, la Sala determina ser lícito que la empresa predetermine “las condiciones de utilización para fines sindicales de las comunicaciones electrónicas, siempre que no las excluya en términos absolutos”. Y, resuelve ser factible la imposición de límites como el empleado: el bloqueo de acceso, ante la “desmesura” del uso sindical, pues no es desproporcionado ni se trata de un medio que impida el uso del derecho sindical.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema