Nulidad del convenio de empresa por falta de legitimación del delegado ante la falta de correspondencia con el ámbito declarado

jueves 16 de junio de 2016

Audiencia Nacional. Sala de lo Social. Sentencia núm. 89/2016, de 20 mayo (JUR 2016/119049). Procedimiento 102/2016. Ponente: RAMÓN GALLO LLANOS.

En la demanda presentada por UGT se impugna el Convenio Colectivo negociado por la empresa TRANSLIMP CONTRACT SERVICES S.A., demandada junto con las cuatro representantes del centro de trabajo – en teoría «único» – de Palma de Mallorca. Por su parte, TRANSLIMP entiende que el Convenio se negoció con los únicos representantes unitario de la empresa, en tanto que solamente existe ese centro de trabajo y lo demás son «simples previsiones de apertura».

Aunque la cuestión debatida no es ni mucho menos novedosa, la claridad de los hechos relatados facilita la aplicación y el estudio de la reciente y reiterada jurisprudencia en esta materia, la cual aplica la Sala para declarar la nulidad del Convenio por faltar al principio de correspondencia.

TRANSLIMP presta servicios únicamente en los aeropuertos, teniendo en la fecha de negociación del Convenio un único centro de trabajo en Palma de Mallorca, aunque contaba también con algunos trabajadores en Madrid y uno en Santa Cruz de Tenerife; además, en la página web de la empresa figuraba que esta tenía centros de trabajo en Barcelona, Madrid e Islas Baleares. Finalmente, el Convenio fue negociado por las delegadas del centro de trabajo de Palma de Mallorca, Convenio en cuyo artículo primero consta que el ámbito de aplicación de este serán «todos los centros de trabajo que la empresa tiene en la actualidad y los que puedan establecerse en el futuro en todo el territorio nacional».

Así, dicho lo anterior, la AN basa su razonamiento haciendo un breve pero completo repaso de las últimas sentencias de este Tribunal y de la jurisprudencia del Supremo.

1. AN, Sentencias núm. 41/2015, de 12 marzo (AS 20151099), Procedimiento núm. 7/2015 (Ponente: Ricardo Bodas Martín); y núm. 80/2015, de 4 mayo (AS 20151326), Proceso en primera instancia núm. 62/2015 (Ponente: Ramón Gallo Llanos)

La legitimación para negociar Convenios Colectivos de empresa y de ámbito inferior a la empresa viene definida en los artículos 87 y 88 ET, donde se establece que estarán legitimados: el comité de empresa, los delegados de personal o las secciones sindicales siempre que, en su conjunto, sumen la mayoría de los miembros del comité. Reglas que se deben respetar para poder hablar de un Convenio estatutario, ya que de lo contrario no podrá desplegar su eficacia erga omnes pues, como ha señalado el TC (por todas, Sentencia núm. 4/1983, de 28 enero, recurso de amparo núm. 173/1982): «Las reglas de legitimación son de derecho necesario absoluto, como ha mantenido la doctrina constitucional en STC 73/1984, donde se ha subrayado que "las reglas relativas a la legitimación constituyen un presupuesto de la negociación colectiva, que escapa al poder de disposición de las partes negociadoras que no pueden modificarlas libremente"».

Cuando la representación se ha otorgado a algunos representantes de algunos centros, estos no están legitimados para actuar en nombre de todos los demás, sino sólo de quienes los han elegido. La solución sería – continua la SAN –, por lo tanto, legitimar al Comité Intercentros para ello, pero eso debe hacerse por Convenio y, dado que estamos ante el primer Convenio a negociar, no es posible. La única manera que quedaría, entonces, sería la de atribuir legitimación al conjunto de comités y delegados de personal de los diferentes centros de trabajo, pero para ello debería haber un representante en cada centro. No dándose ninguno de estos casos, en el supuesto de hecho actual se quiebra el principio de correspondencia.

2. TS, Sentencia de 7 marzo 2012 (RJ 20124179), Recurso de Casación núm. 37/2011 (Ponente: Fernando Salinas Molina).

Al hilo de lo anterior, en esta sentencia del TS se discute la legitimación de una delegada de personal de un centro de trabajo de Madrid, que formaba parte de la Comisión Negociadora de un Convenio de ámbito estatal, teniendo la empresa otros centros de trabajo. Concluye en Tribunal que, aunque esta tendría en principio capacidad para negociar un Convenio de empresa, al tener la empresa más de un centro de trabajo la legitimación se pierde, declarando el TS la nulidad del Convenio «por considerar que un delegado e incluso un comité de empresa de centro de trabajo no pueden negociar un convenio de empresa, que afecte a otros centros de trabajo, porque vulneraría frontalmente el principio de correspondencia, exigido por la jurisprudencia».

3. TS, Sentencia de 20 mayo 2015 (RJ 20152889), Recurso de Casación núm. 6/2014 (Ponente: Rosa María Virolés Piñol); y Sentencia de de 10 junio 2015 (RJ 20154089), Recurso de Casación núm. 175/2014 (Ponente: Mª Lourdes Arastey Sahún).

Finalmente, la anterior sentencia se completa con esta de 2015, donde se deja claro que, si bien dichos representantes unitarios podrán tener capacidad para negociar en determinados momentos respecto de los centro de trabajo donde resultaron electos, eso no les otorga representatividad alguna respecto de ámbitos superiores a su demarcación geográfica, esto es, no podrán representar nunca a centros de trabajo que el empresario abra posteriormente. Es decir, que aunque en un momento inicial no hubiese otros centros de trabajo, «ello no impide declarar que la cláusula del art. 3 del convenio, en la que se dispone un ámbito geográfico estatal, excede de las posibilidades de disposición de la comisión negociadora, tal y como ésta había quedado integrada. Hubiera o no otros centros de trabajo constituidos en el momento de la negociación y publicación del convenio, se producía una falta de congruencia entre el ámbito de representación del banco social y el ámbito de eficacia del convenio».

Analizado lo anterior, la AN termina por declarar la nulidad del Convenio y, además nos brinda un excelente resumen de la legitimación de los delegados de empresa cuando superan el ámbito de aplicación limitado del centro de trabajo. «La aplicación de la doctrina que se acaba de exponer – dice la sentencia y concluye con ello sus Fundamentos de Derecho – debe llevarnos a estimar la demandada, pues el Convenio, negociado como convenio de empresa, de aplicación a los centros de trabajo presentes y futuro, se negoció únicamente con las Delegadas de Palma de Mallorca, que no tenían representación alguna ni en Madrid ni en Santa Cruz de Tenerife- lugares donde la empresa reconoció a la Autoridad Laboral que explotaba centros de trabajo-, ni podrían tenerla en centros de apertura futura».


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema