Pactos de no competencia post-contractual y su incumplimiento

martes 20 de octubre de 2015
Me gusta

Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Social. Sentencia de 9 de julio de 2015, recurso número 3048/2015.

Hechos. El trabajador prestaba servicios como vendedor para una empresa dedicada a la venta de maquinaria en el sector alimentario.

Al inicio de la relación laboral, las partes suscribieron un contrato, donde se incluía un pacto de no competencia post-contractual, por el cual, el trabajador estaría obligado a no prestar servicios para otra empresa que fuera competencia de la empresa o de un sector conexo a su actividad, durante un plazo de dos años desde su cese en la empresa. El incumplimiento de pacto conllevaría la obligación de abonar una indemnización al empresario.

Finalizada la relación laboral con la empresa, el trabajador empezó a prestar servicios como comercial para una empresa dedicada a la actividad de fabricación y comercialización de máquinas del sector de la alimentación.

Por ello, la empresa demandó al trabajador y solicitó el abono de cierta cuantía por indemnización derivada del incumplimiento de pacto de no competencia post contractual, pero el Juzgado de lo Social desestimó su pretensión, al considerar que no existe ningún interés industrial o comercial en el pacto firmado que pueda justificar la limitación del derecho al trabajador que supone el pacto de no concurrencia post contractual, más cuando se trata de un comercial que no ha ocupado cargo de jefatura alguno.

Frente a la sentencia desestimatoria, la empresa interpone recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) alegando que,

  • Existe interés comercial en que el trabajador no trabaje para la competencia, pues es un comercial y nada exige que se trate de un alto cargo o directivo como sugiere la resolución recurrida.
  • El pacto de no competencia post contractual cuenta con todos los requisitos necesarios para su validez: pacto expreso, efectivo interés industrial y compensación económica adecuada.

En atención a los alegatos de la empresa, el TSJ responde,

En primer lugar, sobre la existencia de interés real y efectivo de la empresa en el pacto de no concurrencia. Si la sentencia recurrida entiende que no hay ningún interés comercial que justifique el pacto cuando se trata de un simple comercial, el TSJ no comparte tal razonamiento, pues el artículo 21.2 del Estatuto de los Trabajadores prevé la concurrencia de interés comercial tanto para los técnicos como para el resto de los trabajadores, y así se evidencia en la doctrina, donde son frecuentes los comerciales como suscriptores válidos del citado pacto.

En cuanto a la validez del pacto de no competencia post contractual, de la doctrina se extrae que, el pacto de no concurrencia impone una restricción más o menos severa de las libertades profesional y de trabajo del trabajador, por lo que para la validez, debe estar fundado en una causa suficiente y reunir requisitos mínimos de proporcionalidad o equilibrio de intereses, exigiéndose para entenderlo infringido la concurrencia desleal de un hecho posterior al contrato,

  • Concurrencia en la misma actividad.
  • Que la misma sea desleal, es decir, si la actividad del trabajador en la otra empresa revela una infidelidad en el servicio que prestaba a la empresa, o si la base de su actuación sean los conocimientos obtenidos en la misma, de lo contrario, no se quebrantaría el principio de la buena fe.

En el caso expuesto, aún cuando puede convenirse que existe interés industrial o comercial, lo cierto es que no consta en los hechos en qué ámbito geográfico operan ambas empresas, si el trabajador contactó con clientes coincidentes, si existió o no, una competencia desleal que justifique el incumplimiento del pacto.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema