Reducción de las contratas y finalización de las contrataciones por obra y servicio adscrita

jueves 09 de abril de 2015

Tribunal Supremo, Sala de lo Social. Sentencia de 17 de septiembre de 2014, recurso número 2069/2013.

Hechos. Trabajador con contrato de obra y servicio determinado, ha venido prestando servicios para la Empresa desde el 3 de julio de 2000.

La Empresa empleadora es contratista de comitente, Administración Pública, que le confía la realización de determinados servicios de su competencia. Y que, en un momento dado, le reduce encomienda, lo que lleva a la empresa adjudicataria a prescindir de ciertos trabajadores antes de la finalización de la contrata.

El Trabajador es cesado en su puesto de trabajo, recibiendo carta de despido el 22 de septiembre de 2011, por la cual se comunica la decisión extintiva con efectos desde el 7 de octubre de 2011. Despido basado en la reducción de los encargos e invocando el artículo 49.1 c) del Estatuto de los Trabajadores.

La citada reducción no estaba prevista en el contrato como causa de extinción.

La cuestión que analiza la Sala Cuarta, versa sobre la validez de la extinción del contrato de obra y servicio determinado, cuando la contrata que le sirve de causa de temporalidad no ha finalizado sino que ve reducido su objeto.

Desde la perspectiva de la duración de los contratos de trabajo temporales y adscritos a una contrata carece de relevancia que la minoración del volumen de actividad encauzado por la misma proceda de la imposición del comitente, de un acuerdo entre las empresas interrelacionadas, de la estricta reducción del quantum de actividad requerida, de la eliminación de determinado giro o sector de tales servicios, etc.

En el presente caso, no habiéndose dado una finalización de la contrata sino una modificación consistente en una reducción de las tareas encomendadas, la empresa adjudicataria podría haber justificado la extinción de cierto número de contratos por las circunstancias objetivas al amparo del artículo 52 c) del Estatuto de los Trabajadores, pero no la extinción al amparo del artículo 49.1 c). Lo que conlleva a regímenes indemnizatorios distintos.

Añade la Sala que, el tipo de contrato del supuesto de hecho no puede extinguirse por el hecho de que la empresa comitente haya dispuesto que la contratista destine a la ejecución de la contrata un menor número de trabajadores que los inicialmente requeridos, ya que, ni las disposiciones legales y reglamentarias estatales, ni el convenio colectivo aplicable, ni tampoco el propio contrato contienen mandato ni previsión alguna en tal sentido. Ello, no autoriza a la empleadora a dar por finalizada la relación laboral con el Trabajador, pues lo contrario supondría dejar al arbitrio de uno solo de los contratantes, el empleador, la apreciación acerca de la validez y el cumplimiento del contrato, en contra de la prohibición expresa del art. 1256 del Código Civil. Y por tanto, debe calificarse el despido improcedente.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema