Se puede trabajar y acumular en un solo año todas las jornadas de la jubilación parcial

martes 25 de abril de 2017

STS (Sala de lo Social, Sección 1ª), núm. 265/2017, de 29 de marzo, rcud. 2142/2015. (JUR/2017/86635). Ponente: Rosa Mª Virolés Piñol.

Recurren en casación para la unificación de doctrina el trabajador y la empresa, cuyas demandas fueron desestimadas en instancia y suplicación, después de haber sido la empresa sancionada por la Inspección de Trabajo y el trabajador debiendo devolver la cantidades de la jubilación parcial inicialmente concedida y declarada extinguida después del acta de infracción.

Y es que en este caso, el trabajador -camarero-, con una jubilación parcial reconocida con derecho al 85% de la prestación y una jornada a tiempo parcial del 15%, acordó con la empresa acumular todas sus jornadas parciales en una completa para cumplir, antes de la fecha prevista, con todo el tiempo que resta para la jubilación total. De esta manera, teniendo el trabajador un contrato del 15% de su jornada que iría desde enero de 2008 a octubre de 2010, este completó la totalidad de dicho periodo el 3 de febrero de 2009. La Inspección de Trabajo impuso la sanción, que fue confirmada en alzada; así se entendió también en instancia y suplicación, al considerar que no es posible acumular toda la jornada en un solo periodo anual, ya que eso equivaldría a adelantar la edad de jubilación, quebrando el principio de temporalidad del contrato de relevo, por lo que «la empresa celebró con el trabajador un contrato fraudulento sin causa alguna de temporalidad».

La dos sentencias de contraste aportadas por ambas partes cumplen con la exigencia de contradicción.

  1. La aportada por la empresa se pronuncia sobre el despido de un trabajador con contrato de relevo por sustitución de otro en situación de jubilación parcial. El trabajador relevado concentró toda la jornada laboral -reducida al 15%- en los 9 meses siguientes a la suscripción del contrato de relevo, sin que con posterioridad a ello hubiese prestado más servicios para la demandada, pero manteniendo su alta en la empresa y consiguiente cotización. El actor demandado consideró que que su cese comportaba un despido improcedente.

    Sin embargo, el TS consideró que la falta de previsión legal de la concentración de jornada no tiene necesariamente que implicar una ilegalidad; en nuestra legislación existe libertad de pacto el fraude «solo se identifica con la "vulneración de una norma prohibitiva o imperativa que se produce de manera oblícua (...)". De otra parte, añade la sentencia, las finalidades del contrato de relevo -política de empleo y necesidades financieras del sistema- se han cumplido tanto por la permanencia del contrato como por las cotizaciones correspondientes. Y, finalmente, se señala que aunque la distorsión temporal trabajo/cuota desatiende la finalidad de acceder gradualmente a la jubilación, esa circunstancia no trasciende al contrato de relevo ni desnaturaliza su carácter temporal».

  2. Por su parte, en la sentencia aportada por el trabajador se dice que «el art. 10 a) del RD.1131/2002 , el art. 12.7 c) ET la disposición adicional tercera del citado RD amparan la concentración de las horas de trabajo correspondientes a la jubilación parcial en determinados periodos de actividad, sin que pueda afirmarse que la concentración en un solo período continuado contradiga dicha normativa ni que por tanto sea fraudulenta, ni constitutiva de la falta muy grave por la que se ha sancionado a la empresa».

Visto lo anterior concluye el TS que el contrato de relevo pretende dos grandes objetivos: uno sobre política de empleo, de manera que la jubilación parcial no destruya puestos de trabajo; y otro de cotización, de modo que los ingresos a la Seguridad Social no se vean mermados. Finalmente, añade que el elemento de la temporalidad - el acceso progresivo a la jubilación - es algo previsto «en exclusivo beneficio de quien se jubila y es éste precisamente el que -mediante acuerdo con la empresa- renuncia en parte a ese escalonado cese en el trabajo».

Por ello confirma la postura de las sentencias de contraste en tanto que, como ya dijeron las sentencias aportadas, «Es cierto que la concentración de jornada llevada a cabo en el presente caso no tiene expresa contemplación legal, pues la prevista en el art. 65.3 del RD 2064/1995 [introducida por la DA Tercera del RD 1131/2002] se limita a «los trabajadores con contrato a tiempo parcial, que hayan acordado con su empresa que la totalidad de las horas de trabajo que anualmente deben realizar se presten en determinados períodos de cada año...». Pero esa ausencia de específico tratamiento normativo no implica de suyo ilegalidad alguna, sino que partiendo de la libertad de pacto que impera en nuestra legislación [art. 1255 CC] aquella consecuencia solamente es sostenible cuando media fraude», lo cual no ocurre en este caso conforme a la definición de fraude ya aportada.

Así, casa y anula la sentencia del TSJ, revoca la sentencia de instancia y absuelve a los codemandados.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema