Tras quince años de convivencia, denegado derecho a pensión de Viudedad al no existir registro de la pareja de hecho

martes 26 de abril de 2016

Tribunal Supremo, Sala de lo Social. Sentencia de 2 de Marzo de 2016, recurso número 3356/2014. Ponente: SEBASTIÁN MORALO GALLEGO.

Mujer soltera que convivió más de quince años, sin vínculo matrimonial, con su pareja y la que se le deniega la pensión de viudedad por no estar legalmente registrada la pareja de hecho.

Doctrina jurisprudencial reiterada y conocida por todos, y que hace unas semanas ya comentábamos en este mismo espacio.

En esta ocasión la demandante formuló reclamación administrativa previa que fue desestimada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social por no tener con el fallecido ninguna de las relaciones de las que pueden dar lugar a una pensión de viudedad, y frente a la cual demanda ante el juzgado que también desestimó su demanda.

La actora recurre en suplicación ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la cual dictó sentencia en la que, estimó el recurso de suplicación interpuesto por la demandante y declaraba el derecho de la misma a la pensión de viudedad por pareja de hecho, basando su fallo en entender que la exigencia de inscripción de la pareja de hecho no podía mantenerse porque conllevaría una discriminación entre españoles, a efectos de la prestación de viudedad, pues en las Comunidades Autónomas con Derecho Civil propio, cumpliéndose el requisito de convivencia, la consideración de pareja de hecho y su acreditación se lleva a cabo conforme a lo que establezca su legislación específica.

Argumenta que la exigencia de inscripción no es un requisito "ad solemnitatem" sino "ad probationem", por lo que puede acreditarse la constitución de la pareja de hecho por cualquier medio admitido en derecho, habiendo acreditado debidamente la recurrente la constitución de pareja de hecho con el causante.

La representación letrada del INSS y la Tesorería formalizaron Recurso de Casación para Unificación de Doctrina aportando como sentencia de contraste, la dictada por la Sala IV del Tribunal Supremo de 20 de mayo de 2014 (Rcud.- 1738/2013).

La sentencia entendió que no procedía el reconocimiento de la pensión de viudedad, porque la demandante, si bien acredita convivencia superior a cinco años con el causante, no cumple el requisito de constitución de la pareja de hecho, mediante la inscripción en alguno de los registros específicos existentes en las Comunidades Autónomas o Ayuntamientos del lugar de residencia o mediante documento público en el que conste la constitución de la pareja.

La cuestión ha sido resuelta por esta Sala en múltiples sentencias, como ya hemos comentado, en base al criterio de entender que la pensión de viudedad que la norma establece no es en favor de todas las parejas «de hecho» con cinco años de convivencia acreditada, sino en exclusivo beneficio de las parejas de hecho «registradas» cuando menos dos años antes, o que han formalizado su relación ante Notario en iguales términos temporales, y que asimismo cumplan aquel requisito convivencial; lo que ha llevado a afirmar que la titularidad del derecho -pensión- únicamente corresponde a las "parejas de derecho" y no a las genuinas "parejas de hecho".

Se estimó el recurso de casación y por tanto se deniega el derecho de la “viuda” a percibir pensión de viudedad por su pareja de hecho, después de más de quince años de convivencia.


Comentarios

Por el momento esta noticia no tiene comentarios. ¡Sé el primero en participar!

¿Quiere comentar esta noticia?
Si es socio o suscriptor, debe iniciar sesión. Caso contrario puede suscribirse o darse de alta como socio en la Asociación Nacional de Laboralistas.
Suscribase GRATIS
Aquí y ahora, y acceda al contenido completo de todos los artículos y noticias
O hagase socio
de ASNALA
Si es socio o suscriptor
Debe iniciar sesión para acceder al contenido completo de las noticias
¿Olvidó su contraseña?
No hay problema, recupere sus datos de acceso al sistema